Impresión 3D: replicas y prototipos al alcance de todos (2/2)

Impresora RepRap, autoreplicanteDespués de hacer un repaso en la primera parte de este artículo, a las aplicaciones más asombrosas, y prácticas en la mayoría de los casos, que ese están llevando a cabo hoy en día en impresión 3D, no menos importante y digno de mención es todo el desarrollo en torno a este tipo de tecnología. Para completar todo lo ya escrito, a continuación voy a describir lo que me ha parecido más interesante por las posibles futuras consecuencias que pueden tener.

Distintos desarrollos en torno a la tecnología 3D

RepRap, es el nombre de una impresora capaz de replicarse así misma. El proyecto nació en 2004, por Adrian Bowyer en Inglaterra. El motivo principal que impulsó a este ingeniero inglés a iniciar este proyecto, es el poder crear una máquina de prototipo rápido, capaz de imprimir objetos, y lo  más importante, capaz de replicarse así misma. Es un proyecto de código abierto, totalmente libre, para ser construida por cualquiera y en cualquier parte del mundo porque está disponible bajo la licencia GNU GL. Se han creado verdaderas comunidades en todos los países en torno a estas impresoras, incluido aquí en España. Y no sólo existe un único modelo de impresora, se han desarrollado varias en torno a la primera RepRap con distintas características, más grandes, pequeñas, menos componentes, etc. (Prusa i3, Prusa-Mendel, Huxley, Wallace, Darwin, RepStrap). El coste actual, dependiendo de algunas características y modelos, ronda los 600 euros de media. La foto que ilustra esta entrada pertenece a un modelo de impresora RepRap.

Una pieza también muy importante, para poder desarrollar esta tecnología al completo, son los escáneres 3D, con los cuales llevamos los objetos físicos al modelado, bien sea para una posterior impresión del objeto, o simplemente para acoplarlo a nuestros diseños. Hoy en día siguen resultando un tanto caros, aunque este obstáculo económico para un usuario de a pie puede estar resuelto. Con un ordenador, una simple cámara web, y un software específico, podemos crear un escáner 3D fácilmente. Vi3DiM es el nombre de una aplicación con la que podemos realizar un escaneado 3D, su precio, en la versión 1, es de 19.95 $. También cuenta con otras versiones un poco más específicas y más costosas también. Pero no es el único que existe, David LasersScanner, nos permite mediante diversos kits, y software, también de distintos precios, el poder tener un escáner 3D. En este caso se necesita una webcam y un puntero láser, que viene con el kit. Según he podido leer, da unos resultados bastante buenos, incluso comparándolos con los escáneres profesMatterform, escáner 3D más económicoionales que básicamente funcionan de la misma manera. El detalle más importante en ambos casos, para conseguir excelente resultados, es la calidad de la lente de la cámara que se utilice. Si quieres verlo en acción, descargarte el software de prueba y gratuito, y saber más o comprarlo, pulsa aquí. También cabe señalar, que existen escáneres 3D de mano y con libertad de movimiento (Fuel3D financiado por menos de 1000 dólares) para la digitalización de todo tipo de objetos, incluso los que están en la propia naturaleza, y que en la actualidad, se están desarrollando algunos escáneres más económicos, aunque siguen resultando un tanto caros. El más económico es el Matterform 3D. Financiado a través de una plataforma de crowdfunding llamada Indiegogo, se puede comprar una pre-orden por un importe de 579 dólares. El envío está previsto para el primer semestre de este mismo año.

Y como no, el iPad tiene su hueco en impresión 3D. Forma parte de uno de los proyectos más novedosos de los últimos tiempos en este terreno. Esta liderado por la empresa norteamericana Occipital (pincha en el enlace para ver como funciona) con su escáner Structure Sensor. Es el primer sensor creado para dispositivos móviles, captura densidades geométricas en 3D simplemente pulsando un botón. Este sensor para iPad (cuarta generación en adelante) utiliza una tecnología incorporada por Microsoft en sus famosas consolas XBox. De hecho, algunos de los ingenieros que han desarrollado esta tecnología forman parte de este proyecto. El precio de estos primeros modelos es de 349 dólares y se comercializa a través de una plataforma de crowdfunding llamada Kickstarter. También tienen pensado desarrollar este sensor para dispositivos Android.

Si hace casi tres años, la impresora 3D más barata de escritorio que se comercializaba, rondaba los 3.000€, hoy en día ronda los 900€ IVA incluído. Como se puede apreciar, una reducción bastante considerable en no mucho tiempo, lo que significa que, como siga así esta procesión, dentro de poco serán bastante más asequibles y al alcance de muchos de nosotros. La UP! Mini, tiene una altura de impresión de 120mm, imprime en plástico ABS, mide 240mm x 340mm x 355mm. Cuenta con puerto USB, y se puede usar tanto en Windows como en Mac, siendo el espesor de la capa de 0.2 hasta 0.35. Básicamente es una impresora pequeña, con una terminación atractiva para dejarla encima deImpresora de escritorio, Up mini nuestro escritorio, una monada de impresora 3D y no ¡tan cara! Si te interesa esta máquina, ya se está comercializando en la actualidad en España, incluso en los famosos centros comerciales (Fnac, El Corte Inglés), aunque es una producción china, por lo que nos podemos ahorrar los más de 100€ de gastos de envío que cuesta el transporte de este tipo de productos de continente a continente. Es más, también esta misma empresa española, y desde su web, comercializa los consumibles necesarios para su utilización, algo muy importan también.

España, también cuenta con su propia impresora 3D de producción nacional (Navarra), la llamada Witbox, con un precio de 1690€. La ha fabricado la empresa bq, empresa que se dedica al diseño, fabricación, y distribución, de distintos dispositivos tecnológicos. Es la que en el mundo ofrece, según ellos mismos nos dicen, un tamaño mayor de impresión en la línea doméstica o de escritorio, con un tamaño DIN-A4 y hasta 20cm de altura, por lo que con esta impresora es fácil imprimir figuras de gran tamaño. Cuanto menor es la altura de cada capa de impresión, mayor es la calidad del prototipo o replica que se imprima. En esta impresora las capas se reducen a 100 micras, por eso la definición de los objetos es muy buena… Y también, como valor añadido a la producción y venta, ofrecen servicio técnico para sus máquinas.

Y por último, y no por ello menos importante si no todo lo contrario, también se están desarrollando programas informáticos de fácil manejo para el diseño 3D, tales como SketchUP, creado por Google, y Tinkercard, adquirido por Autodesk (empresa creadora del famoso software AutoCAD). También cabe señalar una aplicación para iOS Casa modelado 3Dtotalmente gratis, se llama 123D Catch, también es de Autodesk, y con ella podemos capturar y crear modelos 3D y fotos en 3D, directamente desde el iPhone o iPad. Este programa cuenta con una versión para PC y otra para usar en forma on-line desde la Red. Pero si no queremos complicarnos mucho la vida, o no somos muy hábiles en el manejo de este tipo de programas, y nos gusta mucho esta forma de imprimir hasta el punto de querer comprarnos una de estas máquinas, existe una web llamada Thingiverse en la que se comparten diseños y modelos de productos bajo licencias libres de uso. El crecimiento de esta web, en número de usuarios e intercambios, ha crecido muchísimo en los últimos 3 años.

Conclusiones

Una vez plasmada en estas dos entradas, toda la información que he ido recogiendo, he de decir que estoy verdaderamente impresionada con muchas de las cosas que he descubierto sobre este atrayente tipo de tecnología, y no sólo con eso, sino también con el concepto general que se deduce sobre todo lo escrito aquí. En principio, no pensaba hacer un escrito tan extenso, básicamente quería escribir sobre el funcionamiento de estas máquinas, y sobre algunas aplicaciones de las mismas, en sí sobre lo que más conocía, prototipado rápido, maquetas para la Construcción, Diseño Industrial, etc. Pero según iba adentrándome más y más en ello, no podía por menos que intentar trasmitir, de la mejor manera posible, todo lo que gira alrededor de este apasionante mundo de la impresión 3D, para que el que tenga una cierta inquietud sobre el tema y sobre el futuro cercano en cuestiones tecnológicas, pueda tener a su alcance, en sólo dos entradas, toda la información necesaria para tal fin, también con muchos enlaces para ampliar lo escrito. Además creo, que para poder saber lo que verdaderamente supone para el ser humano este tipo de tecnología, es mejor conocer todo lo que gira en torno a ella, al menos lo más importante o significativo. Estoy segura de que muchos de nosotros en alguna ocasión, nos hemos encontrado con alguno de los links que aparecen en cualquiera de las dos entradas, con éstos o similares, simplemente deambulando por internet por sites dedicados a escribir sobre novedades tecnológicas, pero toda esta materia vista individualmente, se ve como algo casi anecdótico, con más o menos interés dependiendo de cada uno, y pienso que no pasa de ahí en nuestro esquema mental porque es difícil hacerse a la idea sin ver el conjunto, como me ha pasado a mí en esta ocasión, que al ver todo lo aquí reflejado me hago una idea de lo que está suponiendo en el presente, y lo que puede suponer en un futuro no tan lejano ya…

En principio “siento” que esta tecnología está entrando, muy poco a poco, a formar parte de nuestras vidas, casi sin darnos cuenta, de momento va avanzando segura en su camino, sólo hay que ver las aplicaciones tan impresionantes que se están desarrollando en Medicina, Fotografía, Arte, Cine, Diseño, Empresas, parece que en cualquier sector tiene cabida, y no es de extrañar. El hecho de poder crear un objeto, que exista previamente o no, tan rápido y tan eficazmente, y con distintos materiales, dado que toma modelos exactos sobre las cosas, creo que nos lo está diciendo todo.

En realidad, las impresoras en tres dimensiones, llevan más de una década utilizándose para el diseño industrial, pero cuando vemos que su uso se está extendiendo de esta asombrosa manera, y va mucho más allá, introduciéndose incluso en la línea doméstica, da mucho que pensar. Una tapa de un objetivo para cámaras, la maqueta de una casa soñada, la tapa trasera del mando a distancia de la tele que siempre se pierde, cada vez más, para cualquiera, está al alcance de la mano el poder hacer duplicados, pulsando un simple botón y sin salir de casa. Todo esto sin contar lo útil que puede ser para personas con inquietudes artísticas, o incluso tecnológicas, igual que se replica una impresora se podrían replicar muchos aparatos electrónicos, al completo o tan sólo una parte que puede estar averiada, casi como en una película de Ciencia Ficción. Parece muy probable que pueda suceder dentro de poco tiempo, al igual que las impresoras láser hace unos cuantos años, estaban al alcance de muy pocos por su elevado coste, y hoy por lo contrario, están al alcance de cualquiera, puede pasar exactamente lo mismo con estos aparatos tecnológicos.
Pero a la vez que siento un inmenso interés y curiosidad, por el cómo será ese futuro 3D, también me causa un cierto desasosiego, porque no creo que deje indiferente a muchos sectores en los cuales, hay muchos intereses creados ¿Se podrá considerar una gran obra artística a algo hecho mediante una “simple” impresora, por mucha imaginación que desprenda? ¿se verían muy afectados los puestos de trabajo de algunos gremios, como el de la construcción o el de confección de ropa, si algún día se establece esta tecnología como una nueva forma de trabajo ? y sobre todo ¿dejarán las empresas, que simples usuarios de a pie, consumidores potenciales, sean capaces de replicar objetos, obras de arte, tecnología punta, y otra serie de artilugios, con simples manuales que a buen seguro comenzarn a pulular por la Red, y que de hecho lo están haciendo ya?
Aquí os dejo mis inquietudes sobre este apasionante tema, a la espera de que algún día tengan una apropiada respuesta, aunque sin duda, lo que sí que creo, es que si esta tecnología en algún momento para el vertiginoso avance actual, mucho tendrá que ver con lo que el futuro nos diga en sentido negativo sobre las posibles respuestas.

Creo, pienso, presiento, intuyo, después de asimilar todo lo escrito, que estamos asistiendo al comienzo de una nueva y gran revolución tecnológica, y que si nada lo impide, en el futuro puede hacer cambiar muchas cosas ahora establecidas, su nombre es Tecnología de impresión 3D, al igual que lo hizo en su día este medio con el cual nos comunicamos en este momento, Internet. Como siempre, el tiempo nos los dirá…

Gracias por vuestra atención, y por haber llegado hasta aquí en la lectura… 😉

Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *