Inauguración Apple Store Puerta del Sol

Inauguración Apple Store Puerta del Sol

Fachada de la Apple Store de Sol

Yo llegué a Sol a las 19:45h del viernes 20 de junio y allí ya estaban desde las 19:00h Tino, Toño, Alejandro, Jose María, Daniel, Jesús y Leonardo. Llegué a la vez que Antonio Quevedo al cual me encontré con su novia a la salida del Metro de Sol. La gente del Gumcam hacíamos del puesto 9 en adelante pues los 8 primeros eran unos jóvenes que llevaban desde por la mañana, con Edu como primero de la fila, Gary Allen un habitual en todas las aperturas de las Apple Store por el mundo (el Gumcam será hoy un poco más conocido en el mundo gracias a que nuestras camisetas salen en muchas de sus fotos) y Viktor un joven húngaro, que el domingo se puso en contacto con nosotros interesado en hacerse socio. Nos saludamos todos y poco a poco se fueron sumando más socios del Gumcam como Chema, Óscar, Luis, Geovanny y su chica y otros tantos amigos del Gumcam. (Perdonadme si me olvido de alguien o si el orden de llegada no es el correcto).

Grupo de socios del GUMCAM delante de la fachada de la Apple Store de Sol

A eso de las 20:20h nos dijeron desde la organización que a la 01am empezarían a montar las cintas para la cola. Tino, socio del Gumcam de acuerdo con los primeros de la fila, se hizo cargo de elaborar y gestionar un listado con los que formábamos la fila para llevar un control. La lista como no podía ser de otro modo fue en su iPad, primeramente en Notas, pero luego allí mismo se bajó Pages para que estos chicos que iban delante tuvieran una copia sincronizada, por si en algún momento se tenían que hacer cargo de ella. Antes había salido personal de la tienda diciéndonos que podíamos conectarnos al Wi-Fi de la tienda, que aunque estaba oculto, no había más que buscarlo por Apple Store. No podías alejarte mucho de la fachada y a veces se desconectaba, pero nos sirvió para dar un respiro a nuestra tarifa de datos. Gran trabajo el de Tino llevando este listado, desde la empresa de seguridad contratada por Apple le reclamaban cuando alguien se les acercaba para comentarles que querían quedarse. En cierto modo el Gumcam era el encargado de la gestión de la fila, una curiosidad más del evento. Esto fue así hasta que a eso de la 01:30h empezaron a montar la fila, momento donde Tino se unió al personal de organización y mientras el iba diciendo los nombres, cada uno tomaba posición en la serpenteante fila montada junto a la fachada. Solo hubo un pequeño incidente con un chico negro, que nadie había visto hasta ese momento y que se coló. Los que estábamos le dijimos que no estaba en la lista y el personal de seguridad le invitó amablemente a salir y ocupar el lugar que le correspondía al final de la cola.
Durante toda la noche el contacto con los encargados de seguridad y personal organizador de Apple fue constante y amable como suele ser lo habitual. Nos trajeron durante la noche agua y nos ofrecieron enchufes para cargar nuestros gadgets en la zona de acreditación, situada en el lateral izquierdo del edificio. La mayoría veníamos con baterías externas de casa y no nos hizo falta recurrir a ello, aunque hubo gente que si se acercó.

21:24h Bego tras varios días trabajando en el nuevo diseño del blog nos dio el chivatazo de que ya estaba abierto y así se lo hicimos a los asistentes. El diseño gustó mucho tanto entre socios como entre el resto de personas que se encontraban allí y que entraron por curiosidad.

Socios del GUMCAM cenando cerca de sol

22:05h nos fuimos la mayor parte del grupo a cenar a un mesón cercano, mientras el resto se quedaba guardando el sitio y Tino gestionando la cola. Ya sentados, Fer, un socio que llevaba días como tal se unió y se integró desde el primer minuto como si nos conociéramos de meses. Fue un placer conocerle y esperamos verle habitualmente en las actividades. También se unieron a la cena ya en sus últimos compases Francisco y su amigo Borja, que se quedaron algo más allí terminando mientras el resto volvíamos a la tienda a relevar a los compañeros que allí se quedaron. Tras la cena Chema, Óscar y Luis se tuvieron que ir pues a su pesar no podían quedarse a pasar la noche en Sol.

La jornada fue discurriendo entre charlas y no tuvimos tiempo para aburrirnos, un viernes noche en Sol da para mucho. Entre gente mayor de la zona que se acercaba para preguntar si por fin abrían esa noche, después de tanto tiempo en obras, otros que consultaban si regalaban algo y jóvenes, la mayoría ebrios, que nos acusaban de abrazar el consumismo y el capitalismo, la noche madrileña no nos dio tregua.

Grupo de socios del GUMCAM en sol, de noche

Algo muy comentado en la fila era la limpieza extrema, pasaron varias veces la máquina fregando el suelo del interior, al igual que salieron a hacer lo mismo con los cristales de las enormes y preciosas puertas, con ese aluminio imitando madera que según Alejandro y Toño es el más caro de todos. Apple se lo puede permitir.

Estuve en la inauguración de la Apple Store de Xanadú el 10/09/2010, segunda Apple Store que se abrió en España solo una semana después de La Maquinista y aunque en esa ocasión no hice noche, me acerqué sobre las 6am para vivir la experiencia. Tras años de pedir que Apple abriera tiendas en nuestro país, por fin comenzaba el desfile de aperturas y con esta de Sol ya son 11 las que tenemos en España, algo con lo que no hubiera soñado el más optimista hace años. Pero esta de Sol era especial por estar en pleno centro de Madrid en un edificio emblemático y por convertirse en la más grande de toda Europa. Recuerdo la anterior y hasta el viernes, única vez que había hecho noche y fue para la compra del iPhone 5 en Parquesur Leganés (a su inauguración si mi memoria no falla, no asistí) en la cual tuve el placer de pasar una noche muy agradable junto a Chema y Agustín. Recuerdo que esa noche llovía a cántaros y el estar dentro del C.C nos dio la vida, el viernes por suerte en contra de los pronósticos no cayó gota. En esa de Parquesur fuimos a eso de la medianoche y esas 4 horas menos se notan y mucho.

Otra anécdota graciosa fue cuando Mikel, Toño y yo nos fuimos a por un café a una pizzería cercana, serían las 5am más o menos. Pedimos 5, para llevar alguno a los compañeros de cola. En esa espera vemos como sirven a un cliente delante nuestro un perrito que le dura menos que un helado en pleno desierto, para acto seguido pedir una tosta de pizza tan grande como un niño chico. Mientras que esta se calienta en el horno, el camarero trae un perrito y lo deja en el mostrador junto a el. Ni corto ni perezoso lo agarra y es entonces cuando el camarero se percata y le dice «eso no es para usted, es de ese señor, usted pidió tosta». Se conoce que el hombre tenía hambre. En ese momento nuestros cafés ya estaban listos, pero nos fijamos en que eran vasos tipo «Starbucks» pero sin tapa, les comentamos si nos podían poner una para conservar el calor mejor, a lo que uno de los camareros le dice al otro, ¿pero no eran para tomar aquí? A lo que este le responde ¿no ves que son 3 cómo se van a tomar 5 cafés? Después de una pequeña discusión entre ellos nos cambiaron el vaso y salimos casi abrazados a ellos, a esa hora refrescaba bastante. Mientras salíamos del local oíamos como seguían relatando ¿pero si son 3 como se van tomar 5? Pero tu no me dijiste nada… Ese rato en la pizzería nos hizo mucha gracia y es de esas anécdotas que estoy seguro que cada poco será recordada por los tres. Yo salí con 2 y así como al principio ese calorcito me pareció algo celestial, según iba andando me parecía estar llevando el caldero de oro fundido con el que se forjó el Anillo Único y los últimos metros se me hicieron cuesta arriba. Toño me ofreció un chubasquero para paliar algo el frío de la madrugada pero parece que ese café me entonó, estábamos todos deseando que amaneciera para entrar en calor. Como he dicho anteriormente es muy distinto una apertura a cielo abierto, aun siendo junio, que una cobijado en un C.C.

Llegan nuevos socios del GUMCAM a Sol, por la mañana

06:15h A primera hora de la mañana llegaron Iván, Manolo, Irene y Antonio, Félix, Balsera, Emilio, Belin y Abel entre otros socios del Gumcam, el segundo desembarco de aliados se le podría llamar. Desde la organización nos comunican a esa hora que a eso de las 06:45h debemos quitar todas sillas de la fila y que para abandonarla momentáneamente hay que pedir una tarjeta al personal de seguridad. Esas casi 3 horas hasta la apertura fueron al menos para mi, las peores de toda la jornada porque aunque yo no llevé silla a ratillos nos íbamos turnando en las que teníamos. Estas horas estuvimos de pie y más apretados que en el resto de la noche, ya pesaban las piernas.

06:30h vemos como entra dentro de la fila un chaval de origen marroquí ataviado con una gorra blanca puesta del revés o moderno según se mire. Parecía desconcertado y decía que no sabía como había entrado dentro del cordón de la fila. Salió y como no teníamos mucho más que hacer pues sin querer le seguimos la pista. Se paró a escasos metros fuera de la fila y se acercó a un grupo donde se encontraba una chica joven a la cual se abrazó casi de forma instantánea. Al poco alguien dijo, mirad que mientras que le distrae le está birlando las cosas de la mochila. Entonces varios de los que andaban en la fila, Daniel entre ellos entonaron un canto disimulado avisando a la chica, pero sin hacerlo abiertamente. En unos minutos no sabemos si porque le venían siguiendo, el nos contó que venía de pegar a un policía, una pareja le abordó allí mismo y le empezó a sacar carteras, la de la chica incluida. Por la mañana también hubo otro incidente en los alrededores, esta vez con un chico punky que intentaba colarse en el Metro ante la oposición de media docena de vigilantes.

Los empleados de la Apple Store de Sol reparten el desayuno

07:50h Así llegamos a uno de los momentos más esperados en un evento especial en una Apple Store, el momento del desayuno. Como es habitual un par de horas aproximadamente antes de la apertura vienen desde Starcbucks con café y bollos para repartir entre los asistentes, con la ayuda de los trabajadores de Apple.

La hora y media restante se hizo larga y el cansancio era patente en las caras de todos los que habíamos pasado la noche despiertos. En todas las inauguraciones es habitual ver a los empleados salir en varias ocasiones a jalear al personal y se les suele verles bailar en una coreografía ensayada, y esta no fue una excepción e incluso diría que se hizo más de lo habitual.

08:30h Toño conecta vía Facetime con Pilar en Italia para poder saludarla y enseñarle el ambiente a una hora de la apertura. Incluso un empleado de Apple que estaba junto a nosotros se unió e hizo lo propio con ella y con su perrita Apple. La de Pilar fue una de esas ausencias importantes de amigos del Gumcam, ausencias forzadas por las circunstancias y no voluntarias.

Momento previos a la apertura de la Apple Store de Sol

Así llegamos a los minutos finales, cerca de las 09:30h con esas enormes puertas abiertas de par en par entre los aplausos de los que allí estábamos. Con Edu, el primero de la fila, el ritual de entrada fue algo más largo pues además era solicitado por la prensa para ser inmortalizado. El personal formó un largo pasillo y antes de entrar nos preguntaban el nombre, el cual era jaleado en voz alta mientras cada uno entrábamos entre aplausos y choques de mano. Este recibimiento solo era para los no se, quizás primeros 50, el resto era recibido con el pasillo pero sin oír su voz en alto, en un proceso más liviano. Nunca había estado dentro de los 20 primeros en una inauguración y este recibimiento sube la adrenalina hasta las nubes, esa primera media hora dentro de la tienda mi cuerpo y mente olvidó que llevaba casi 14h sin dormir y la mayor parte del tiempo, de pie.

A los primeros que entrábamos en la tienda, un trabajador de Apple nos atendía personalmente y nos preguntaba si habíamos acudido en otra ocasión a una Apple Store, si habíamos estado en otra inauguración y nos contaba los detalles relevantes del diseño de ésta en concreto, como que el suelo es de granito como el que hay en la plaza, la conservación del material del antiguo Hotel París con sus vigas de acero restaurado y ese techo de madera que le da un aspecto único a la tienda, además del tragaluz que proporciona personalidad y luz natural a la tienda sobre la nueva mesa 360 grados de la Genius Bar. A mi el diseño me encanta y la controvertida ausencia de la escalera de cristal me parece muy acertada, pues ésta casa a la perfección con el conjunto. Este mismo empleado que nos recibía nos ofrecía un tour personal por la tienda, aunque preferimos juntarnos todos y luego hacerlo a la vez.

La Apple Store de Sol desde la planta superior

Así fue y un chico de la tienda nos subió a la planta de arriba donde se encuentran los accesorios y desde donde se puede apreciar mejor el tragaluz y tener unas vistas de la entrada de la tienda donde no dejaba de entrar gente, mientras que otros cientos esperaban su turno en la calle, con curiosos haciendo fotos de todos los laterales del edificio. Antes de subir les consultamos si podíamos bajar al sótano y nos dijeron que de momento no se podía acceder.

Grupo de socios del GUMCAM en el sótano de la Apple Store de Sol, también llamado la cripta

Tras estar un rato arriba, hacer decenas de fotos de la planta y la zona inferior, el mismo empleado nos dijo que le habían dado permiso y podíamos bajar. Nos acompañó y fuimos los primeros en acceder a la cripta como la llamaban algunos allí. Solo decir que es precioso como el resto de la tienda, un initio con encanto. Se ha respetado el diseño original de lo que fue una bodega, con la paredes de ladrillos y los arcos, hasta olía como huele un sitio así, a historia. Tras una puerta de cristal se escondía una gran mesa que será utilizada para reuniones de personal y me pareció oír que podría ser alquilada por empresas para celebrar las suyas. Me da que la visita de este rincón tan especial será uno de los regalos que nos llevamos los que estuvimos el primer día y dudo que esté abierta al público para ser visitada en el futuro. El domingo dejaban bajar, pero no acceder al interior.

Tras la visita guiada nos hicimos varias fotos de grupo desde Photo Booth en un Mac Pro con la cámara del Thunderbolt Display y estuvimos charlando hasta que cae cada uno nos fuimos marchando a casa a descansar.

Photo Booth del socios del GUMCAM en la Apple Store de Sol

En 2003 compré un iPod de tercera generación y desde ese mordisco a la manzana soy convencido usuario de los productos de Apple. Siempre que hay una inauguración o se hace cola para comprar un producto nuevo se aprovecha por parte de algunos para cargar contra los que acudimos, en ocasiones faltando el respeto, cosa que sobra. Las mismas preguntas de siempre resurgen ¿regalan algo? ¿hacen descuento? ¿por qué ir el primer día? Estas mismas preguntas también se las hacen los dueños de las tiendas cercanas que ven atónitos y por que no decirlo, con envidia, el tinglado que se monta sin necesidad de regalar nada. Miento, en una inauguración si regalan algo, una camiseta conmemorativa, pero hablo por mi, no es la causa de mi asistencia aunque me gusta tenerla de recuerdo. El viernes mucha gente me preguntaba entonces por qué hacía cola y la respuesta es fácil y compleja de entender a la vez, por la experiencia. La experiencia de compartir unas horas en compañía de amigos y desconocidos que sienten como yo, que Apple no es una empresa más, que tiene algo, que esa compañía que fundaron Steve Jobs y Wozniack en 1976 nos ha marcado en lo personal mas que cualquier otra. Muy relacionado con esto está la fundación del Gumcam, un sitio de encuentro entre gente que compartimos aficiones, donde en este tiempo hemos conocido muy buenos amigos y donde además aprendemos los unos de los otros. Pilar Ramiro, una vez ya en Italia dijo algo que viene muy oportuno recordar, «os echo de menos, ahí no hace falta explicar que lo que llevo en la muñeca es una Fuelband porque todos la conocéis y/o tenéis una». Esto se puede extrapolar a cualquier gadget, de Apple o no, porque todos en mayor o menor medida en el entorno familiar o profesional, echamos de menos en ocasiones el hablar con otra gente con nuestras mismas aficiones y no sentirnos como «bichos raros» o «frikis».

Grupo de socios del GUMCAM delante de la Apple Store de Sol

Para la próxima ocasión si nunca has ido te recomiendo que te animes y te rodees de buena gente, es una experiencia que hay que vivir al menos una vez. Para la próxima brotarán de nuevo las mismas preguntas y calificaciones, pero a mi me dan lo mismo, si puedo y me apetece iré igualmente. Pasar la noche en compañía de unos amigos hablando de lo que te gusta y llenando la mochila de anécdotas creo que no es mal plan.

«Hay personas que pueden estar mas tiempo en una hora de lo que otros en una semana» William D. Howells

Aquí tenéis un álbum de fotos con una selección de las que nos habéis proporcionado. Las fotos utilizadas en este post son de Geovanny Ardila.

Stay hungry, stay foolish.

Actualizaciones

Este es el video que Manolo grabó desde que llegó a la cola. Gracias Manolo por el aporte.


Geovanny también realizó un video que queremos compartir con todos vosotros.


En el podcast también se comenta la apertura de la tienda y cuentan como pasaron ellos esa noche. Muy recomendable.

Related Posts
5 Comments

Me has emocionado Javi, gran crónica y las fotos una pasada Geo!
A ver si por fin puedo «acercarme» a Madrid un finde de kdd y veros a todos.
Un abrazo fuerte desde Italia!!!!

Pilar

ancaleon

Gran post Javier, he recordado cada minuto de esa noche.
Fue mi primera inauguración y mi primera vez en esperar una cola para algo referente con Apple y te puedo asegurar que no será la última.

Javierpa

Muchas gracias Pilar y Toño, me alegra que os gustara 🙂

Jose Maria Garcia (jmgaco)

Magnifico reportaje. Gracias a esas magnificas fotos y a ese fabuloso video siempre podremos revivir los buenos momentos que pasamos juntos en la Apertura de la Apple Store de Sol.

Me encanta Javi… que forma tan buena de recordar ese día. Gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *